Harrisburg, PA - 26 de junio de 2021 - El presupuesto del estado de Pensilvania para el próximo año es deficiente en muchos niveles, dejando más de 5 mil millones de dólares de fondos del Plan de Rescate Americano sin gastar en un momento en que todos los niveles de la sociedad están en necesidad desesperada. En última instancia, recibió mi voto. 
 
Aunque no financia todo lo que defendía, realiza muchas inversiones importantes:
 
  • 30 millones de dólares para programas comunitarios de prevención de la violencia armada
  • 300 millones de dólares en nuevas inversiones en educación básica, de los cuales 2/3 se destinan a la fórmula de financiación justa, mientras que 100 millones se destinan a escuelas históricamente mal financiadas, como el distrito escolar de Filadelfia
  • 111 millones de dólares para otras inversiones educativas clave como Pre-K Counts, Head Start, educación especial e intervención temprana
  • 200 millones de dólares para las escuelas del PASSHE, incluido el programa de Diversidad, Educación e Inclusión propuesto por el Grupo Demócrata del Senado de Pensilvania
  • 200 millones de dólares para residencias de ancianos
  • 280 millones de dólares para proyectos de infraestructuras de carreteras y puentes
  • 3 millones de dólares para el programa de compra de alimentos en el Departamento de Agricultura

Todavía nos queda mucho por hacer y hemos perdido la oportunidad de aprovechar todo el efecto de los fondos del Plan de Rescate Americano dirigidos a Pensilvania por la Administración Biden. Seguiré luchando para que esos dólares se inviertan en la rehabilitación de escuelas tóxicas, en la ayuda a la vivienda y a los servicios públicos, en el apoyo a la sanidad pública y a los hospitales, en la formación laboral y en el desarrollo de la mano de obra, y en la ayuda a nuestras pequeñas empresas.